/

lunes, 27 de enero de 2014

Palabra 5 de 52.- FELICIDAD



FELICIDAD AZUL



Hace muchísimo tiempo yo la buscaba
creí que era algo que podía encontrar,
más así de simple la vida pasaba
y yo en mi andar sólo trataba disimular.


Muchos poetas la han definido
más en sueños se ha perdido
y a lo largo de mi camino
sólo en instantes ha aparecido.


No es algo que se toca, no es material
ni algo sumamente superficial,
pero cada quien lo vive con inmensidad.


Ver en los ojos lo que nadie percibe
sentir en la piel algo indescriptible
de un instante que fue increíble.




Desde que ella llegó a mi vida, se ha convertido en esa inmesa felicidad que no se puede describir con exactitud.


14 comentarios:

Sindel dijo...

Así es la felicidad tan intangible e inexplicable, cada uno la encuentra en cosas diferentes, pero siempre se encuentra en los hijos, eso sí que es la mayor felicidad.
Hermoso poema Azulia, tierno y dulce.
Un beso.

LAO Paunero dijo...

Cada vez que ha nacido uno de mis hijos (siete, uno falleció a los 24 años) he sentido como tocar el cielo.... y, lo interesante que esa felicidad no cuantificable y narrable la sigo sintiendo querida Azulia. Estate por segura que ver a tu niña me conmueve hasta el fondo de mi.....

Azulia Chávez dijo...

Si Lao, es una felicidad que permanece y es inmensa. Gracias. Abrazos.

Oriana Lady Strange dijo...

Nada nos puede hacer sentir la felicidad como el nacimiento de un hijo.
La tuya es preciosa!! felicitaciones!!!
Cariños...

Neogéminis dijo...

Tal cual!...ni asible ni definible, sólo puro sentimiento que se vive y se siente!
Preciosa felicidad la que tienes!
=)

Jenofonte dijo...

Así es, la felicidad no se puede buscar, simplemente llega.

Fanny Sinrima dijo...

Azulia, se siente tu felicidad en el poema.Creo que el dar vida a un ser, es una de las cosas donde la felicidad se siente en toda su pureza.
Enhorabuena.
Un abrazo

G a b y* dijo...

Cierto es que a veces somos pretenciosos por cuánto esperamos de ella, tal vez, porque no estamos observando las pequeñas cosas que nos suceden. Seguro que allí hay pequeñas gotas de felicidad ofreciéndose. En cuanto a tu hija, ay! cómo te comprendo, tampoco pude evitar nombrar a la mía en mi post... es que las madres bien sabemos lo felices que nos hacen.
Besos!
Gaby*

Ilesin dijo...

Nunca sabes cuando la encontraras pero cuando llega ya no la puedes olvidar.
Besos

Marrubi dijo...

Nada tangible...se siente y punto.

Me ha encantado llegar hasta tu "Felicidad".

Un beso.

Pepe dijo...

Coincido contigo en que no hay felicidad mayor que aquella que nos proporcionan los hijos.
Un abrazo.

Yessy kan dijo...

Hermoso poema, hermosa chiquilla.
Los hijos es la más divina felicidad.
Saludes

Narci M. Ventanas dijo...

Y esta felicidad salió de ti, como suele ocurrir con la mayoría de los instantes felices que disfrutamos a lo largo de la vida.

Saludos

María dijo...

Tu felicidad está en su mirada, ella forma parte de tu felicidad.

Un beso.

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates