/

miércoles, 9 de abril de 2014

Este jueves, un relato: ¡Qué arte mi "arma"!


 
 
 
 
Ya en estos treinta y dos años de vida que me cargo, han desfilado personas que me han dejado una huella en la cuestión de lenguaje. Que su arma es el lenguaje. Mis mejores maestros de Literatura con sólo pararse enfrente ejercían en algunos una autoridad tremenda, por el simple hecho de como se desenvolvían a la hora de hablar, el como nos comunicaban su doctrina. Su lenguaje siempre muy formal, de personas que toda su vida han leído. Mi maestro Genaro Saúl Reyes, era uno de los que me impresionaba, porque siempre decías las palabras exactas para vincularnos con el pensamiento, con la cultura, con el propio ser. Pero ahora, y dando un giro de 360 grados, me ha tocado ver ese otro lenguaje, ese lenguaje que mutila, ese lenguaje que ha matado, lenguaje de guerra. Ese lenguaje que usan los narcos, desde los sicarios hasta las cabecillas, ya cuentan con el reconocimiento de la Real Academia Española. Palabras como "levantón", "plomear", "ejecutar", "pase", "narcofosa", "narcotúnel", encobijado", etc. No solo la sociedad ha sido víctima de la guerra entre los carteles, ahora también el lenguaje y la cultura han ido sufriendo una transformación paralela, con nuevos iconos y palabras que surgen para referirse a acciones concretas de estos delincuentes, es un nuevo campo semántico... no sólo nos transforman con sus actos o sus balas, sino ahora también con sus palabras... que hemos ido conociendo, pues su arte es fragmentar, es matar, acabar con lo bueno. El narcolenguaje no sólo ha hecho presencia en la música, principalmente en los corridos, sino en el discurso coloquial de la sociedad, en la conciencia popular y social. El "narcoglosario" crece cada día con la creciente presencia social del narcotráfico, en donde los narcos han creado su propia semiótica, donde no sólo amedrentan sino dejan huella.
 
 
 
Para leer más relatos jueveros en Matices en la vida.
 
 

25 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Esto que cuentas me estremece, me aterra, me da asco...
=(

Azulia PourToujours dijo...

Sí, a mí también, pero es la realidad... y a veces me gusta dejar a un lado la ficción y escribir la realidad.

Oriana Lady Strange dijo...

Una verdadera atrocidad que la realidad nos presenta como un nuevo golpe.
Cariños..

Azulia PourToujours dijo...

Así es Oriana, gracias por pasar. Abrazos

Maria Jose Moreno dijo...

Interesante manera de abordar el tema y excelente el giro para llegar a lo que quieres remarcar. No conocía que ese ámbito tuviera tanto recorrido. Llegará el momento que se haga rutina y no sé si eso será bueno. Me gustó "tu arte". Un beso

Tracy dijo...

Esa es la grandeza del lenguaje, que está vivo.

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Me ha gustado tu manera de expresar el tema a traves de estas palabras, cogemos recuerdos y los insertamos en una trozo de ficción... o no?
Encantado de conocerte aunque se a traves de las palabras.

Susurros de Tinta dijo...

Un giro muy original has dado la propuesta de este jueves, me tienes con la boca abierta de asombro, y con la RAE al ladito que siempre la tengo en favoritos para ir consultándola, yo alucino, gracias por traernos esta información de la que era totalmente agena, y por contarlo de forma dinámica y entretenida, me uno a tu sentimiento de indignación, miles de besossssssssssssss

G a b y* dijo...

Tu enfoque es realista, y escapa totalmente a ese donaire coloquial y hasta zalamero... realidad pura de una sociedad que va transmutando. Nos ayudas a abrir los ojos a las cosas que pasan, a no abstraernos y ser conscientes que muchas cosas cambian y no para bien precisamente. Triste, pero para a tener en cuenta.
Esperemos que estas cosas puedarn revertirse, sobre todo en favor de los jóvenes que en definitiva son el futuro de este planeta.
Besos!
Gaby*

rosa_desastre dijo...

Por mas cruda que sea, la realidad no podemos taparla con un dedo. Tragar palabras nuevas aunque suenen a destrucción.
Un beso

San dijo...

La riqueza del lenguaje, aunque no nos guste muchas nuevas palabras, ahí estan. Aunque para mí estas no tienen nada de arte.
Un abrazo.

Prietez dijo...

A veces desde el silencio, otras desde el miedo y ...
Una palabra evocadora irá en su fragilidad dando pasitos, junto a ella se unirán otras.
Un beso!!!

Azulia PourToujours dijo...

María José Moreno, gracias, pues sí ya es algo aceptado por la lengua y es un lenguaje que ya es usado y aceptado por muchos.

Azulia PourToujours dijo...

Gracias Tracy, si, un lenguaje demasiado vivo

Azulia PourToujours dijo...

Sueños de sinceridas, gracias, igualmente, un gusto conocerte.

Azulia PourToujours dijo...

Susurros de tinta, gracias, si ya somos muchos los idignados, pero qué le vamos a hacer.

Azulia PourToujours dijo...

Gracias Gaby, un abrazo para ti. Al menos que el cambio sea en nosotros mismos, porque si esperamos que la sociedad cambie, estamos fritos.

Azulia PourToujours dijo...

Rosa_desastre, exactamente, no podemos escaparnos de la realidad.

Azulia PourToujours dijo...

Hola San, pues son palabras que para mí han hecho una brecha dañina, porque en mi niñez yo jamás las había escuchado. Ahora que soy una adulta, en cierta parte me sorprenden, pero es algo que vivo día a día, porque trabajo en un medio de comunicación y estamos en contacto con las noticias del día a día, que son los muertos. No es arte propiamente como se manejado en otros relatos jueveros, pero le quise dar un giro al arte, porque también ellos tienen arte para matar.

Azulia PourToujours dijo...

Gracias Prietez por comentar. Besos.

Pepe dijo...

Azulia, el lenguaje tiene siempre que dar respuesta a la realidad social. Ahí estriba su riqueza. Antes que esas palabras que mencionas y que no me apetece repetir, aparecieron bandido, atracador, bandolero, asesino, destripador y estoy seguro de que también chocaron y que produjeron repugnancia y asco. Pero insisto en que el lenguaje es como una esponja que tiene la obligación de empaparse de la realidad de las sociedades a las que sirve de expresión.
Un abrazo.

LAO Paunero dijo...

Me gustan tus conceptos. La Lengua Española es muy rica y da para mucho a los creativos. Pero, a pesar de su evolución o cambios naturales, debe ser respetada en sus bases y principalmente en la ortografía, la cual ultimamente es muy manoseada y ello se debe a la incultura. En lo personal, cuando se me presenta una duda, acudo a las raíces y, basicamente consulto el diccionario, incluyendo el de sinónimos. No quita de que con cierta clase, podamos jugar cariñosamente con las palabras. Aclaremos también que me encanta aprender de los modismos locales que suelen producirme mucha simpatía.

Juan Carlos dijo...

Leyéndote he sentido un pequeño escalofrío, por lo que cuentas y como lo cuentas. A la vez, más cerebralmente, me fascinaba ver la increíble capacidad de esa herramienta que es el lenguaje para adaptarse a todo.
Un deseo: que estas palabras caigan pronto en desuso. Un beso.

Encarni dijo...

Ufff, comprendo la forma y el fondo de tu propuesta para este jueves, porque sientes como el lenguaje se está transformando por una realidad terrible. Yo también he pensado en que el lenguaje se está transformando en otros niveles, como por ejemplo en las nuevas tecnologías. Ahora TQM es te quiero mucho, la verdad es que esto también está haciendo flaco favor al lenguaje.

Un beso

Matices dijo...

Los tiempos cambian y en el lenguaje hacen presencia esos cambios. Es algo paulatino, lento pero llega el momento en que si los academicistas lo asumen como propio de la lengua es porque ya se ha afincado en el lenguaje con fuerza. Cierto, es una pena que estas palabras se asienten pero no deja de ser una realidad que vive y late en un país...
Gracias por participar!!
Un abrazo

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates